30 jun. 2009

AIEJI 2009 - Copenhague


XVII Congreso Mundial de Educadores Sociales - AIEJI, Copenhague. Mayo 2009

Durante los primeros días de mayo, compartí con colegas de todo el mundo la fascinante experiencia del Congreso de AIEJI. De América Latina había representantes de México, Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Brasil, Uruguay y yo, de Argentina. Por lo que pude conocer, sólo en los tres últimos países existe la formación académica en educación y/o pedagogía social, a través de Institutos o Universidades (como sucede en Argentina). Si esta info es errónea, escriban y cuenten!

También conocí colegas de España, Italia, Francia, Noruega, Pakistán, Sri Lanka! y Dinamarca, por supuesto. Éramos de 78 países, de todos los continentes. Las experiencias de trabajo en educación social expuestas en los papers session y work shop fueron muy diversas e interesantes. Los colegas de Sri Lanka trabajan en sus comunidades con proyectos surgidos a partir de las problemáticas ocasionadas por los tsunamis que sufrieron recientemente. En Dinamarca, se trabaja especialmente en las áreas de discapacidad y adicciones, favoreciendo el desarrollo de la autonomía en estas personas. Uno de los días del Congreso pudimos visitar las experiencias de educación social en Copenhague. Si entran en la web oficial, podrán saber de todas ellas.


Una de las impresiones que me dejó el Congreso fue la de constatar las grandes diferencias que existen entre las distintas regiones del mundo y el gran desconocimiento de la realidad del otro. Si bien parece algo obvio, es algo de lo que no siempre somos concientes. No es lo mismo escuchar el término"pobreza", por ejemplo, o "desarrollo social" en boca de un danés, que si lo dijera un español, ni tampoco, si lo dijera un argentino, ni un keniata. Los índices con los que a veces se comparan los países, no dan cuenta de lo que representan en cada uno de sus contextos. Usamos las mismas palabras para decir distintas cosas...


Por otra parte, resultó notorio, lo avanzados que están en otros países respecto de la Pedagogía Social en relación con los países de América Latina. Mientras en los primeros, la Pedagogía Social es una profesión reconocida socialmente, existen colegios de profesionales, etc., en los segundos, en muy pocos países existe la formación académica, no es una disciplina socialmente reconocida.